Servicio Andaluz de Empleo
Logo Junta de Andalucía Servicio Andaluz de Empleo Hercules Hercules Logo Universidad de Sevilla

buscador:

mapa web

¿Quiénes Somos?

Qué es e-Learning

e-Learning en Andalucía

Contenidos

Plataformas

Estándares

Competencias

Foros de Discusión

Para Saber Mas

>Inicio | Competencias | Competencias profesionales para el diseño, desarrollo y gestión de la teleformación | Competencias Tecnológicas

Competencias Tecnológicas

Las Competencias Tecnológicas quedan definidas como aquellas habilidades necesarias para gestionar y emplear todos aquellos recursos tecnológicos necesarios para el diseño y desarrollo de la teleformación desde un punto de vista técnico (Internet, herramientas de comunicación sincrónicas y asincrónicas, así como herramientas de autor: diseño gráfico, de páginas web, etc.). También implica el conocimiento y uso de la plataforma en la cual se desarrolla la actividad formativa con el objeto de poderla adaptar al tipo de alumnado y curso, valorando en cada caso la adecuación de la misma. Dentro de las Competencias Tecnológicas nos encontramos con las siguientes categorías:

  • Ser capaz de utilizar, con dominio suficiente, un conjunto de programas informáticos necesarios para el diseño, desarrollo y evaluación de acciones de e-Learning, así como tener capacidad y disposición para estar actualizado y aprender nuevos programas informáticos necesarios para el desempeño de su trabajo.

    El teleformador deberá poseer destrezas en el manejo de programas informáticos que le permitan diseñar y crear ambientes de aprendizaje virtuales. En concreto nos referimos a:

    • Programas para procesamiento de texto.
    • Programas de gestión de bases de datos.
    • Programas para la creación de hojas de cálculo.
    • Programas para la creación de presentaciones multimedia.
    • Programas de diseño de páginas web
    • Programas de diseño gráfico.
    • Programas de animaciones.
    • Programas para la creación de audio.
    • Programas para la creación de video.
    • Programas para la creación de representaciones virtuales en 3D
    • Programas para la realización de actividades, pruebas de autoevaluación y evaluación de los alumnos del curso.
    • Programas para la creación de demostraciones o simulaciones de los contenidos prácticos.

    Sobre la competencia anteriormente enunciada, desglosada en el dominio de los diferentes programas informáticos que hemos enunciado anteriormente, algunos de los entrevistados comentan lo siguiente:

    Hombre, concretamente en este aspecto sería muy importantetener conocimientos relacionados con la informática y, concretamente, con Internet más que nada para que le ayude pues... a conocer un poquito el entorno, las herramientas que luego se utiliza, tanto de diseño para la hora de crear un curso, como también el manejar la propia plataforma que se utiliza.


    Tienes que tener conocimiento del funcionamiento de los programas, de programas de creación de páginas web y un poco el tema de las Nuevas Tecnologías



  • Ser capaz de utilizar, con dominio suficiente, los programas informáticos que permiten desarrollar procesos de comunicación sincrónica y asincrónica durante las acciones de e-Learning, así como tener capacidad y disposición para estar actualizado y aprender nuevos programas informáticos necesarios para el desempeño de su trabajo.

    En un curso de teleformación es necesario el manejo de herramientas de comunicación tales como, correo electrónico, chat, foro y videoconferencia. Son herramientas básicas que permitirán poner en contacto al alumno con el tutor y, en este sentido se hacen imprescindibles para su tarea cotidiana. Por otro lado, también debe mostrar un adecuado conocimiento y manejo de algunos de los navegadores existentes en el mercado. Asimismo, debe mostrar conocimiento del manejo de algún programa FTP que le posibilite actualizar los archivos del curso que vaya a desarrollar.

    En este sentido, el teleformador debe demostrar competencia en:

    • Manejar las herramientas de comunicación: correo electrónico. El correo electrónico es una herramienta asincrónica que, en teleformación se emplea básicamente como medio de comunicación entre alumnos y entre alumnos-profesor. Además, la posibilidad de adjuntar ficheros dota al correo electrónico de una capacidad de transferencia de documentos muy útil para el envío de tareas y actividades del curso. Podemos enviar el correo electrónico desde dentro de la plataforma o bien utilizar servidores de correo externos a esta. Así, se considera necesario que el telefomador posea conocimiento y habilidad en el manejo de programas de correo electrónico, configuración de correo entrante (pop) y saliente (smtp), así como en la utilización de correo electrónico a través de web.
    • Manejar las herramientas de comunicación: chat. El chat posibilita la comunicación textual en tiempo real entre varios usuarios y, en teleformación resulta ser un instrumento valioso para la realización de tutorías online en tiempo real, realización de debates y ejercicios colectivos, entre otras de sus muchas utilidades. Igualmente, el chat puede realizarse desde la propia plataforma de teleformación o bien desde programas de chat específicos, tipo IRC, Microsoft Messenger, Yahoo, etc.
    • Manejar las herramientas de comunicación: foro. El foro de discusión es una herramienta asíncrona ya que los usuarios no tienen por qué coincidir en el tiempo para enviar y leer mensajes. Es el software del foro el que guarda los mensajes para que puedan ser leídos en cualquier momento por los usuarios. Su utilidad en teleformación radica en la posibilidad de poder ser empleado como medio para resolver dudas, discutir, debatir temas de interés o, simplemente realizar comentarios que no estén relacionados directamente con el curso. Pueden ser introducidos tanto por los alumnos como por el tutor del curso. Se requiere del teleformador el dominio de conocimientos y habilidades para acceder a foros de discusión públicos y/o moderados, darse de alta y de baja en foros, enviar, reenviar mensajes, participar en debates, etc.
    • Manejar las herramientas de comunicación: videoconferencia. La videoconferencia, herramienta sincrónica de comunicación, permite interactuar en tiempo real permitiendo la visualización de los usuarios. Esta característica la hace ser una herramienta con muchas posibilidades en teleformación.

      Tiene que saber manejar las herramientas de comunicación, porquehombre, verás, a través de la red las dudas se pueden solucionar pero si no lo conoce muy bien quizás el alumno se vea un poco perdido, de cómo se utiliza el correo, o el foro, o el chat, o este tipo de cosas

    • Utilizar con habilidad los diferentes programas informáticos que facilitan la navegación a través de Internet. El teleformador debe conocer y saber manejar algunos de los navegadores existentes en el mercado.
    • Manejar al menos un programa FTP (File Transfer Protocol). Un programa FTP permite la transferencia de archivos entre ordenadores distantes, así mismo también permite copiar archivos desde un ordenador local a otro remoto o bien copiar archivos desde uno remoto a uno local. Nos permite compartir archivos con otros usuarios de redes, obtener documentos informativos para propósitos educativos, etc de una serie de base de datos en todo el mundo.


  • Capacidad para seleccionar y utilizar, de forma competente, la plataforma de teleformación más adecuada, valorando en cada momento las necesidades y posibilidades de la institución para la que trabaja, conociendo las características de las plataformas y explotando sus condiciones técnicas .

    La teleformación se ha ido configurando en torno a la utilización de programas informáticos, denominados “plataformas tecnológicas” que permiten el diseño y desarrollo de acciones de teleformación. Hoy día existen en el mercado más de 200 plataformas diferentes (puede consultarse http://www.webformacion.net). Cada plataforma presenta unas características que la hacen más o menos útil dependiendo del objetivo que persigamos. En este sentido, el teleformador debe poseer un conocimiento adecuado y actualizado de las plataformas existentes para que su elección sea la más adecuada, mostrando dominio de la plataforma en la cual se desarrollará la acción formativa, introduciendo modificaciones y actualizaciones cuando sea preciso. Asimismo, un adecuado manejo de la plataforma en la cual se desarrolle la acción formativa es imprescindible para su tarea. En este sentido debe ser capaz de explotar todas las posibilidades que ofrezca la plataforma, así como los recursos que presente. También debe conocer las posibilidades de introducir modificaciones en la misma, manteniendo una información actualizada en todo momento.

    Más específicamente, dentro de esta competencia encontramos que el teleformador debe mostrar:

    • Conocer las plataformas que con mayor frecuencia se vienen utilizando en teleformación. El teleformador debe poseer información necesaria para poder asesorar y valorar tanto las ventajas de uso como los inconvenientes de las plataformas tecnológicas. El empleo de plataformas nos proporciona una serie de ventajas que enriquecen el proceso formativo. Por otro lado, el teleformador debe ser consciente que su trabajo no se realizará con una única plataforma, en ocasiones puede que desarrolle varios cursos que tengan plataformas diferentes, por lo que será necesario que muestre habilidad en el manejo de una diversidad de ellas.
    • Ser capaz de seleccionar la plataforma que mejor se adapte al entorno formativo que pretende crear. Cada plataforma presenta unas características que la hacen más o menos adecuada dependiendo del objetivo que persigamos. Ser capaz de valorar cuál es la más adecuada depende del conocimiento que el teleformador posea sobre ellas. Algunas de las diferencias que podemos encontrar entre las plataformas se refieren al abanico de recursos que ofrecen tanto al diseñador / gestor de los cursos como a los estudiantes, también encontramos diferencias en las licencias de uso, en los requerimientos técnicos para su instalación y mantenimiento, etc.

      “Yo pienso que sí, que tenga una visión un poco general de las plataformas que hay en el mercado. Yo pienso que es fundamental porque en un momento dado descubre plataformas con herramientas que para su curso pueden ser muy útiles y que desde otras plataformas no la tienen.”


      “Entonces es fundamental saber varias plataformas, conocer varias plataformas entre otras cosas para saber cuál es la que puede funcionar mejor, en que el alumno no se encuentre perdido para llegar hasta el tema ni encontrar las tareas ni los ejercicios ni nada de eso.”

    • Conocer los procedimientos para la gestión, inserción y actualización de contenidos en la plataforma.
    • Conocer los procedimientos de inserción de imágenes, audio, vídeo y animaciones en la plataforma.
    • Conocer los procedimientos para introducir evaluaciones en la plataforma.
    • Conocer los procedimientos para corregir tareas de los alumnos en la plataforma.
    • Conocer los procedimientos para gestionar como usuario las herramientas de comunicación de la plataforma: foros, chat y correo electrónico.
    • Conocer los procedimientos para diseñar el ambiente de aprendizaje en la plataforma.
    • Conocer los procedimientos para gestionar el avance de los alumnos a lo largo de los contenidos del curso.
    • Conocer los procedimientos para dar de alta y baja a los alumnos así como para agregar o eliminar un curso dentro de la plataforma.
    • Conocer los procedimientos para mantener y actualizar la plataforma.

      “Aparte también, todo el tema de diseño, es decir, que supiera diseñar y mantener la plataforma, el curso en concreto que tuviera que desarrollar”.

    • Tener una actitud de búsqueda de actualización permanente en el dominio de las herramientas y plataformas de creación y aplicaciones de Internet. Ello permitirá una mejora en el desempeño de su actividad así como un aumento en la calidad de su trabajo.

      “Por supuesto, tiene que actualizar sus conocimientos profesionales y todo lo que mejore sus habilidades, además que en teleformación están saliendo metodologías nuevas, y sobre todo ahora que está empezando”.


      “…un buen profesional debe tener como competencia a desarrollar la actualización continua de los contenidos de su materia. Debe interesarse por los nuevos avances que se producen en su ámbito profesional para no quedarse atrás y con el fin de ofrecer un producto que no este desfasado, sino que responda a las necesidades del mercado, que siempre van cambiando”.

noticias

más noticias

Consulta al Experto

Nuestro Boletín

Software

Glosario

Red Andaluza de Teleformadores

e-Learning e Igualdad

Proyecto Prometeo

Artículos sobre Formación Profesional